Tras el éxito del Brivido, Italdesign decidió desarrollar otro superdeportivo de aspecto único. El Parcour fue creado para honrar el 45 aniversario de la marca, combinando las características de un automóvil deportivo, con el perfil de un SUV.

De hecho, fue tan impactante, que se llevó a casa el premio al mejor concept car del salón de Ginebra de 2013. Contaba con un motor V10, de 5,2 litros de cilindrada, que producía 550 CV de potencia. Desafortunadamente, el Parcour nunca llegó a la producción.