Junto con el afamado diseñador Frank Stephenson, Italdesign ayudó a esculpir el Maserati más emblemático jamás construido.

Basado en el Ferrari Enzo, el MC12 marcó el regreso de la marca a las carreras, después de una pausa de 37 años, y solo se construyeron 50 ejemplos originales. Nuevo, el MC12 costó algo más de 600.000 euros; hoy en día, no podrás encontrar ninguno por debajo del millón.