El Lamborghini más exitoso y vendido de todos los tiempos fue un 'subproducto' de Italdesign. El Gallardo se basó en el mencionado prototipo Cala, de 1995, aunque el diseño del modelo definitivo fuera obra de Luc Donckerwolke.

Aun así, si no fuera por los trazos de Italdesign, el Gallardo no hubiera disfrutado de semejante éxito.