Aunque el Chevrolet Corvette Moray nunca fue diseñado pensando en su producción, el prototipo de Italdesign fue impresionante y memorable, a partes iguales.

Presentado en 2003, el superdeportivo, que empleaba fibra de carbono en su construcción, se desarrolló sobre un Corvette C5. Sin embargo, el toque de Italdesign en el diseño le ha convertido en uno de los Chevy más estilosos de todos los tiempos.