Aunque compartía la mayor parte de su carrocería con el Fiat Croma y el Lancia Thema, también diseñados por Italdesign, el 'sensato' y muy sueco Saab 9000 consiguió destacar sobre el resto.

Era más lujoso, más espacioso y, sobre todo, más seguro que el Fiat y el Lancia, gracias a una mayor protección contra impactos laterales.