Italdesign, con Giorgetto Giugiaro a la cabeza, se encargó de diseñar unos cuantos Lancia, durante la década de los 70. Pero de todos, podría decirse que el mayor éxito fue el Delta.

Presentado en 1979, fue elegido Coche del Año en Europa en 1980 y pasó a la historia gracias a sus vivencias en los rallies... y a versiones deportivas de calle, como el HF Integrale.