Lo sentimos, Chevrolet. El Ford GT es la elección lógica como embajador de Estados Unidos para las Olimpiadas del automovilismo.

Y su designación está más que justificada, ya que el GT40 ganó cuatro ediciones consecutivas, entre 1966 y 1969, y su heredero, el GT actual, consiguió el triunfo en su categoría en 2016. Chevy, tal vez tengas un hueco para los juegos de verano de Tokio 2020.