Reino Unido tiene un elevadísimo número de candidatos para seleccionar a su abanderado. Jaguar, Aston Martin y Bentley cuentan con buenas opciones, pero McLaren debería ser quien represente el reino de Su Majestad, en esta ocasión tan especial.

A diferencia del resto de fabricantes, la firma de Woking sigue siendo la más británica de todas, ya que no forma (ni ha formado) parte de ningún gran grupo automovilístico extranjero. 

En cuanto al modelo empleado, sería divertido ver un P1 GTR o un Senna, pero, para no pasarse y sufrir restricciones de rendimiento, lo mejor sería optar por el 650S GT3. A fin de cuentas, ya está listo para correr...