Es cierto, podríamos pensar en el Audi R8 o el BMW M6 para representar a Alemania, pero el Mercedes-AMG GT sería el elegido para la primera edición del campeonato. Porque, aunque los tres citados modelos cuentan con variantes de competición, la firma de la estrella es la más antigua y experimentada de las tres.

Una simple cuestión de respeto, hacia un fabricante que lleva más de 90 años contribuyendo a la historia del mundo del automóvil (135, si contamos los inicios de Daimler).