¿Quién no caería rendido a los pies de este prototipo? El capó de gran longitud, la cabina en posición retrasada y una pronunciada caída del techo conforman los puntos clave de este 'bellezón' de tres puertas. 

Por su parte, el habitáculo, de corte minimalista, también suma detalles dignos de destacar, como las inserciones de madera y la instrumentación analógica, una solución casi reservada a los conductores más puristas.