Los tres triunfos del SEAT Ibiza Kit Car en la Copa del Mundo de Rally de 2 Litros, en 1996, 1997 y 1998, fue el germen de la línea más deportiva de la firma, llamada CUPRA. Desde entonces, su éxito ha sido tal, que se ha convertido en una marca independiente (su presentación será el 22 de febrero).

Lanzado en 1996, el primer Ibiza CUPRA presumía de un motor atmosférico de gasolina, con 2,0 litros y 16 válvulas, que entregaba 150 CV de potencia.