Lejos de lo que es hoy en día, que tampoco sabemos muy bien lo que es, Lancia forjó su identidad deportiva en el mundo de los rallies. Y, antes de que el Delta dominara, el 037 fue el encargado de cosechar el título de constructores, en 1983.

Respecto al modelo de producción, parece que se produjo el mínimo de 200 unidades, pero, en aquella época, era difícil constatarlo... En cualquier caso, el Stradale ofrecía un motor turboalimentado de gasolina de 200 CV.