¿Quién dijo que las marcas alemanas no eran capaces de crear modelos pasionales? El Arteon, sustituto del CC, mezcla elegancia y deportividad de forma magistral. Desde luego, el aire coupé que emana de ella resulta irresistible a la vista.

Además, el coche viene cargado de tecnología, como lo demuestran el chasis adaptativo DCC, el sistema multimedia Discover Pro, con control gestual, o la instrumentación digital Volkswagen Digital Cockpit. 

Lo mejor es el precio, porque, comparándolo con el Audi A7 Sportback, el BMW Serie 6 Gran Coupé y el Mercedes-Benz CLS, resulta mucho más barato: desde 36.660 euros.