Imponente y seductor al máximo, el SUV británico supera, en el apartado estético, a sus rivales alemanes: Audi Q7, BMW X5 y Mercedes-Benz GLE. Además, como buen Land Rover, el Velar ofrece muchas soluciones para conducirlo fuera del asfalto.

A pesar de su línea deportiva, dispone de cinco amplias plazas y un destacado maletero de 673 litros. La gama mecánica se compone de seis motores de gasolina y ciclo diésel, sobrealimentados, entre 180 y 380 CV. 

Lógicamente, las tarifas son elevadas. Comienzan en los 60.250 euros, pero estamos convencidos que muchos clientes estarán dispuestos a desembolsar esta cantidad, a cambio de disfrutar de un todocamino casi único en su especie.