Ya a la venta desde 34.490 euros, el deportivo japonés tan solo varía su imagen. De este modo, el motor atmosférico, de tipo bóxer, de 200 CV y la puesta a punto del chasis no han sufrido cambios.  

Lo más destacado son las nuevas llantas de aleación de 17 pulgadas, bicolor y de diez radios, así como el equipo de frenos, firmado por Brembo. Está compuesto por discos de 326 milímetros, delante, y de 316, detrás, y por pinzas de color rojo.