Aunque no hay información oficial, puede que el salón de París 2018 sea el escenario donde se presente el restyling del SUV coreano. En principio, no debemos esperar grandes cambios estéticos, ya que el modelo actual puede presumir de una gran aceptación. 

La gama mecánica, compuesta por motores de gasolina y turbodiésel, tampoco experimentará una revolución. Quizá, puede haber ligeras mejoras de potencias y bajadas de consumos homologados.

Por supuesto, se mantendrán las variantes con tracción delantera y total, así como manuales y automáticas.