Te aseguramos que, si te atreves a cruzar este pequeño tramo de la carretera Nacional 64 de Noruega, los 8,3 kilómetros que separan las poblaciones de Karvag y Bud pueden convertirse en los más largos de tu vida.

Y no por casualidad, sino porque deberás cruzar ocho puentes, de apenas 6,5 metros de ancho, y circular por pendientes de hasta el 8%... sometido a las embestidas del Océano Atlántico. Por supuesto, si vas en invierno, encontrarás tramos congelados y olas saltando sobre tu coche. 

Inaugurada en 1989, está considerada como una de las grandes construcciones del siglo XX y uno de los mayores atractivos turísticos de Noruega.