Esta pista de montaña de 16,2 kilómetros, que une la carretera Karakoram y termina en el pueblo de Tato, cerca de Fairy Meadows, consiste en un camino de grava, sin mantenimiento, sin guardarraíles, con grandes acantilados y una altitud de 3.300 metros sobre el nivel del mar.

Para consolarte, diremos que tan solo podrás subir con un 4x4 de verdad y que, en algunos puntos, el ancho de la carretera hace que lo más inteligente sea cruzarla a pie o en bicicleta.