Con este modelo, SEAT alcanzó la gesta de imponerse, tres años consecutivos, en la Copa del Mundo de Rally de 2 Litros: 1996, 1997 y 1998. Además, su éxito también supuso el inicio de las variantes CUPRA, entre los modelos de calle.

El mérito de sus triunfos también reside en sus competidores en aquellos años, con nombres como los Peugeot 306 Maxi, Renault Mégane Maxi, Skoda Felicia Kit Car.