Es cierto, puede que este Panda no sea el vehículo más espectacular de la selección. Sin embargo, que sirviera como escuela para un joven Carlos Sainz, a principios de los 80, hace que sea imposible no 'colarlo' en la lista. 

Con Juanjo Lacalle sentado a la derecha, el piloto madrileño empezó a destacar, gracias a los 65 CV de potencia que entregaba el pequeño motor tetracilíndrico, de 903 cm3, dotado de un doble carburador Weber.

Actualmente, la unidad que ves en la fotografía pertenece a la colección se SEAT Coches Históricos.