Como Alonso, Hulkenberg no esperó a retirarse de la F1 para debutar en la mítica prueba. Mientras era piloto de Force India, el alemán disputó dos pruebas del WEC con Porsche, en Spa y en Le Mans. Y no pudo tener mejor estreno. En Spa fue 6º, pero en Le Mans 2015, con Nick Tandy y Earl Bamber, ganó. Era la primera victoria de Porsche en la máxima categoría desde 1998 y fue un claro ejemplo de llegar y besar el santo para Nico. En 2016 y 2017 el calendario de Le Mans y el calendario de la F1 coincidió en fechas y no pudo repetir experiencia.