Aunque en la F1 no es fácil hacer amigos (y menos entre pilotos), Mark Webber y Alonso sí lo son. Lo han mostrado dentro y fuera de los circuitos y, a pesar de que el australiano era compañero del rival de Fernando por los títulos de 2010 y 2012 (Vettel), siempre se han visto buenos gestos entre ellos. Por ejemplo el de la foto, cuando en el GP de Singapur 2013 el Red Bull de Webber lo dejó tirado y Alonso tuvo que recogerle. Ambos se ganaron una reprimenda, pero dejaron una bonita imagen (aquí más casos de "taxistas" en F1).