Aunque Heidfeld se retiró en 2011, llegó a la F1 solo un año antes que Alonso, y ambos fueron considerados la "generación de la Play Station". Tuvieron varios duelos en pista e incluso un polémico accidente durante los libres del GP de Europa 2009 en Valencia.