Tras retirarse de F1, Peugeot le llevó a Le Mans, donde en 2007 abandonó y en 2008 fue segundo en LMP1 junto a Marc Gené. No volvió a competir en las 24 Horas más famosas, aunque cuenta con una victoria en las 500 Millas de Indianápolis que, si en ese 2008 hubiera ganado en La Sarthe, le dejaría cerca de la Triple Corona. Sin embargo, y aunque es campeón del mundo de F1, nunca ganó tampoco en Mónaco.