Esa victoria de 2009, con David Brabham y Alexander Wurz como compañeros en Peugeot Total, Marc Gené se convirtió en el primer y de momento único piloto español que lograba la gloria en Le Mans. Una avería en 2010 le impidió repetir triunfo a pesar de que eran los grandes favoritos e iban camino de triunfar. Además de Le Mans, Gené ha ganado entre otras las prestigiosas 12 horas de Sebring y en Spa.