Los Lexus son coches con un diseño diferente, elegantes, avanzados y, en su mayor parte, impulsados con mecánicas híbridas. Argumentos que harían extensibles a una hipotética furgoneta. 

Eso sí, esperamos que el frontal, con pinta de haber sido esculpido a espadazos por un samurái, suavice sus formas... si algún día se hace realidad.