Lo último que esperábamos de BMW era un monovolumen híbrido o que lanzara coches con tracción delantera. Ahora que ya se han pasado esas líneas rojas, no nos chocaría tanto que existiera una furgoneta con elementos del BMW X7 Concept. 

Eso sí, parece que, en la futura gama industrial de BMW, no tendrá unos riñones tan prominentes como en los turismos. Por supuesto, las empresas de transporte urgente ya sueñan con una hipotética versión M.