En la década de los 60, también hubo una berlina denominada Giulia, aunque este nombre se utilizó igualmente para un atractivo coupé. 

El protagonista de la foto es el GT 1300 Junior, que se estrenó en el año 1965, con un motor de 1,3 litros y 90 CV. A pesar de ser una cifra de potencia discreta, el modelo italiano lograba una aceleración de 0 a 100 en 12,6 segundos. Un registro más que digno para la época.