Las entregas previas formaban parte del segmento A, el de los urbanos. Ya convertido en utilitario, por su fisonomía redondeada, la tercera generación (en la foto) atrajo la atención, predominantemente, del público femenino.