La berlina italiana puede presumir de ser una de las pocas que puede enfrentarse, de tú a tú, contra los rivales Premium alemanes. 

Ágil y muy bella, transmite emociones deportivas desde el primer kilómetro, sin que la puesta a punto resulte extrema. Es verdad, no es un modelo barato, pero, a cambio, disfrutarás sobremanera al volante.