También conocido como Supercinco GT Turbo, fue el máximo exponente de los GTI con motor turboalimentado de los años 80 y principios de los 90. De hecho, el Renault 5 GT Turbo dejó perplejos a todos los competidores, cuando apareció con su motor turboalimentado de gasolina 1.4 de 115 CV, dotado con un carburador de doble cuerpo, y un par máximo de 165 Nm.

De acuerdo, parecen cifras ridículas actualmente, pero teniendo en cuenta que pesaba 830 kilos, medía 3,6 metros de longitud, no tenía ayudas electrónicas a la conducción y poseía unos neumáticos propios de un utilitario daban lugar a una mezcla explosiva. De hecho, este Renault era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanzar 201 km/h…

A mediados de 1987, se introdujo un restyling que, además de cambios estéticos, trajo un carburador Solex y mejoras en el encendido y en el turbocompresor Garret T2, para hacer su respuesta más progresiva. Asimismo, se incrementaron la potencia hasta los 120 CV y la velocidad máxima hasta los 204 km/h.