¿Qué hacer cuando no tienes dinero para acceder al coche de tus sueños? ¿Buscar una unidad de segunda mano? ¿Comprar una réplica? Eso es para aficionados...

Y si no, que le pregunten a este granjero chino, cargado de ingenio y una voluntad férrea. Con esas cualidades, ha conseguido construir un automóvil con un parecido razonable al de un Lamborghini Huracán 2018. Y decimos razonable, porque incorpora un sistema de apertura vertical, unas luces con tecnología de tipo LED y unas ópticas traseras similares a las del modelo italiano.

Todo nuestro respeto para él.