Esta reproducción del autobús de Los Simpson es tan mala (incluso cutre, por qué no lo vamos a decir), que tenemos muchas dudas de que alguien se decida a comprarla. Porque, la última vez que supimos de ella, estaba a la venta en eBay. 

¿El problema? Dejando a un lado que no sea una recreación oficial, que podría ser un inconveniente más o menos salvable, es que su estado de conservación, así como su diseño, delatan que se ha hecho con muy poco gusto... y todavía menos presupuesto. ¡Parece estar fabricado con mejunje Art Attack!

Y lo peor de todo, bajo esta carrocería de cartón piedra, encontramos un SEAT Alhambra, del año 1997, con motor 1.9 TDI y 270.000 kilómetros en el marcador.