Volkswagen nace en Wolfsburgo, en el periodo de entreguerras, con la finalidad de movilizar al país. Su despegue se produce en los años 50, de la mano del Beetle, un modelo del que se fabricaron más de 21 millones de unidades. 

Aunque cada marca cuente con su sede, Volkswagen se mantiene Wolfsburg, Alemania, y el grupo gestiona: