Fiat y Chrysler completaron oficialmente su fusión, en 2014, para convertirse en Fiat Chrysler Automobiles Group. Este proceso comenzó en 2011, cuando Chrysler salió de la bancarrota con la financiación de Fiat. Tras este proceso inicial, la firma italiana compró progresivamente más acciones, hasta hacerse con el control.

Fiat comenzó su vida como Società Anonima Fabbrica Italiana di Automobili Torino, en 1899.

Técnicamente, FCA tiene su sede corporativa en Londres, Inglaterra. Sin embargo, gran parte del trabajo real se realiza en la oficina principal de Chrysler, en Auburn Hills (Michigan) y en la sede principal de Fiat, en Turín, Italia.

FCA controla: