Sin duda, uno de los clásicos de nuestro mercado, cuando hablamos de deportivos puros. Algo que consigue, en gran parte, gracias al motor 3.7 V6 de gasolina, que envía 328 CV de potencia a las ruedas traseras... sin ayuda de sobrealimentación alguna. 

Puestos a escoger, yo me quedaría con la versión que combina carrocería coupé y cambio manual, de seis marchas, que alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y acelera de 0 a 100 en 5,3 segundos. ¿Su precio? Desde 34.330 euros.