Al igual que el Subaru BRZ, con el que comparte desarrollo, el GT86 es uno de los coches con mejor relación diversión/precio de nuestro mercado. 

Al igual que su 'hermano', apuesta por el mencionado motor de 200 CV y la propulsión trasera, al tiempo que permite elegir entre cambio automático o manual.

Hace unas semanas recibió una actualización, que afectó a su estilo y equipamiento, al añadir, por ejemplo, unas llantas de aleación de 17 pulgadas, de diez radios y acabado bitono, o un nuevo equipo de frenos, firmado por Brembo.

Puede ser tuyo desde 34.490 euros.