El Fiat 124 Spider 2018 es un roadster de propulsión trasera, basado en el MX-5, que recupera el nombre de uno de los Fiat más célebres de los años 60. Además, es un coche idóneo si te gusta conducir, ya que sus pequeñas dimensiones y un peso de tan solo 1.075 kilos hacen que cualquier movimiento de la carrocería sea muy sencillo de controlar a la perfección.

Su motor turboalimentado de gasolina 1.4 MultiAir, de 140 CV, y su cambio manual de 6 velocidades son grandes aliados en carreteras de montaña. Y si buscas algo más radical, su 'primo', el Abarth 124 Spider, con motor de 170 CV y una puesta a punto más deportiva, es todavía más exclusivo.