Son muchos los que piensan que un techo duro en un roadster solo sirve para añadir peso. Pero el RF siempre será recordado como el primer Mazda MX-5, con carrocería de tipo targa.

Además, su techo duro retráctil de tres secciones, que se abre y cierra en tan solo 13,0 segundos, aporta un plus de practicidad... sin restarle nada de dinamismo. Por diseño, es uno de los Mazda más atractivos de los últimos años.