Por filosofía, el estilo chopper es el que mejor cuadra con el Mustang, un modelo que, durante muchos años, se dedicó a atraer miradas y a correr mucho... en línea recta. Además, acorde a lo que debe ser un pony car, mantiene un estilo clásico, que está por encima de todo lo demás, incluyendo la comodidad. 

Respecto al diseño, 'calca' el frontal del Mustang actual, incluyendo la característica parrilla y los faros de tipo LED.