Como buena marca deportiva, McLaren solo podría hacer un tipo de moto: una supersport. 

Este render toma algunos elementos estéticos del 720S, como pueden ser los faros o las tomas de aire (perfectamente adaptados, por cierto). Por supuesto, conserva la característica pintura naranja, que se mantiene fiel a los orígenes de la firma.