Aunque su debut oficial se produjo durante el pasado GP de Valencia de MotoGP, la última carrera de 2017, el M5 Safety Car será uno de los grandes protagonistas de la próxima temporada del Mundial de motociclismo.

Además de una decoración exclusiva, y distintos componentes M Performance, cuenta con las luces necesarias, para acompañar a algunos de los mejores pilotos del mundo y garantizar la seguridad de las carreras.

Respecto a la parte mecánica, mantiene el motor 4.4 V8, con sus correspondientes 600 CV de potencia.