Esta evolución del M por excelencia tiene muchos atractivos. Para empezar, se trata de una serie limitada a 1.200 unidades en todo el mundo. Y por si fuera poca exclusividad, el motor 3.0 biturbo, de seis cilindros en línea, recibe una inyección de potencia que le permite pasar de 431 a 460 CV de potencia. Respecto al par motor, también gana 50 Nm, hasta alcanzar los 600.

Además, algunos elementos distintivos extra son el capó, el techo, el splitter delantero, el alerón posterior y el difusor trasero, todos, elaborados en fibra de carbono. Una medida que le permite reducir 50 kilogramos, frente al modelo 'estándar'.

Las diez unidades del M3 CS 2018 que llegaron a España, se han vendido por 129.600 euros.