Al hablar de este modelo, nos encontramos ante un caso bastante especial. ¿El motivo? Se ha presentado antes la variante de carreras que el coche que llegará a los concesionarios. En el caso del M8 GTE, nacido para los circuitos, competirá, durante esta temporada, en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), donde se encuadran las 24 Horas de Le Mans, o en el certamen americano IMSA WeatherTech SportsCar. De hecho, allí ha debutado, en las 24 Horas de Daytona.

Centrándonos en el vehículo de producción, las fotos espía muestran un elegante coupé, con unas líneas bastante deportivas. Respecto al motor, debería optar por el 4.4 V8, con tecnología biturbo, y una potencia cercana a los 600 CV. En este sentido, tampoco sería descabellado que se beneficiara del sistema de tracción total variable M xDrive, similar al del M5.