Coches de competición desarrollados sobre modelos de calle, para que no se disparen los costes en exceso. Esa es la fórmula de los campeonatos con homologación GT4, como las GT4 European Series. Uno de los aspirantes al título, para este 2018, será el BMW M4 GT4, que se enfrentará a rivales como los McLaren 570S, Aston Martin Vantage, Porsche Cayman Clubsport, Ford Mustang...

Frente al modelo del que deriva, mantiene el motor 3.0 biturbo de 431 CV, y la caja de cambios, que es la automática de doble embrague M DKG, aunque con diferentes modificaciones, acorde a la normativas de la competición. 

Eso sí, el coche se entrega con un sistema de reprogramación, que varía el rendimiento de la mecánica, rápidamente, en distintos niveles. ¿Su precio? 169.000 euros, más impuestos.