Actualmente, el BMW M2 es el modelo de acceso a la gama M de BMW. Un papel que defiende, con gran honor, gracias al motor turboalimentado de gasolina, con seis cilindros en línea y 370 CV de potencia, que esconde bajo su capó. 

Ahora bien, igual que ha sucedido con los M3 y M4 Coupé, el fabricante alemán podría lanzar este año una serie especial que lo mejore en todos los sentidos, con el conocido apellido de Competition o CS (Competition Sport) y mayor potencia: unos 400 CV.

Lo que no queda claro es si optará por una caja de cambios manual o por la automática de doble embrague M DKG. En cualquier caso, sus prestaciones serán mucho mejores que las del modelo actual, que alcanza los 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y acelera de 0 a 100 en 4,3 segundos.