El Audi A1 2018 será una de las grandes novedades de la marca alemana. La segunda generación de este utilitario, que seguirá siendo el modelo de acceso a la gama, estará compuesta por mecánicas de gasolina y turbodiésel, de tres y cuatro cilindros, así como una hipotética variante híbrida.

Por supuesto, más adelante, debería llegar la versión deportiva S1, que heredaría el mismo bloque 2.0 TFSI del Volkswagen Polo GTI, aunque debidamente potenciado, para superar los 231 CV del modelo actual.  

Este futuro Audi se beneficiará de la nueva plataforma modular MQB A0, la misma que estrenó el SEAT Ibiza y que también emplean los Volkswagen Polo y SEAT Arona; algo que le hará mejorar notablemente por espacio interior.

En el habitáculo, el Audi A1 2018 se beneficiará de las últimas tecnologías de la marca, incluida la instrumentación digital personalizable Audi virtual cockpit.