Será la versión más más radical del Porsche 718 Cayman, algo que quedará claro a simple vista, gracias a elementos como unas tomas de aire más amplias, un difusor trasero rediseñado...

Respecto a la potencia, todavía no ha sido confirmada. Sin embargo, teniendo en cuenta que el antiguo Porsche Cayman GT4 anunciaba 385 CV, parece casi seguro que el nuevo modelo superará la barrera de los 400 CV.

Y lo que es mejor, Andreas Preuninger, jefe de Porsche GT, ha dejado entrever que podría un incorporar un motor atmosférico. Así que solo nos queda esperar.