En el caso del Aria FXE, estamos hablando de un superdeportivo híbrido, con 1.150 CV de potencia y 1.785 Nm de par máximo. 

Si nos centramos en la variante FXE, la más potente de la gama, diremos que cuenta un motor V8 de 6.2 litros, encargado de enviar su fuerza a las ruedas traseras, combinado con dos motores eléctricos, para mover el eje delantero. Todo, gestionado a través de una caja de cambios automática secuencial, con ocho relaciones.

Además, según palabras de la propia marca, el FXE podría alcanzar 60 mph (96 km/h) en 2,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 338 km/h.

Aunque se presentó en el pasado salón de Los Ángeles, las ventas no comenzarán hasta 2019.