Este superdeportivo español, que toma el nombre del dios griego del viento del norte, hizo su aparición en sociedad durante la última edición de las 24 Horas de Le Mans.

Allí se dieron a conocer parte de sus datos técnicos, como que será capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 2,8 segundos y de alcanzar los 380 km/h. Para ello, recurrirá a un sistema híbrido con 1.000 CV, que se transmitirán al asfalto a través de una transmisión automática, de siete velocidades, y de un sistema de tracción integral.

En cierto modo, este coche es obra de David Sancho Domingo, quien se encuentra detrás de la empresa alicantina DSD Design and Motorsport, encargada de desarrollar el coche. ¿Una curiosidad? Tan solo se fabricarán 12 unidades de este modelo.